Mantenimiento de suelos vinílicos


Los pisos vinílicos se han puesto de moda y se utilizan en domicilios particulares y en todo tipo de construcciones para gran cantidad de público (hospitales, oficinas, centros comerciales…). El suelo vinílico está fabricado en PVC, lo que le confiere gran resistencia y ventajas frente a otros tipos de suelos.

Características de los suelos vinílicos

Debido a la composición sintética en PVC (policloruro de vinilo), el piso vinílico tiene unas excelentes cualidades:

  • Gran resistencia al desgaste
  • Gran durabilidad
  • Impermeable
  • Antideslizante
  • Ignífugo
  • Baja conductividad eléctrica
  • Fácil de limpiar
  • Variedad de diseños

Mantenimiento de suelos vinílicos

En los hogares particulares, los suelos vinílicos suelen estar instalados en la cocina y/o en el cuarto de baño debido a que una de las características del piso vinílico es la impermeabilidad y la facilidad para limpiarlo. Por otra parte, los pisos vinílicos aportan un grado de calidez al suelo que hace agradable pisarlo yendo descalzo.

 

Evita rayaduras en el suelo

Colocar una alfombrilla en la entrada del hogar y en la entrada hacia el jardín o el patio (si tenemos la suerte de tener uno) va a hacer que podamos eliminar de nuestro calzado piedrecitas y elementos del exterior. Aunque los pisos vinílicos son más resistentes que los suelos de madera, las piedras y pequeños metales pueden arañar la superficie y que se desluzca. ¿Os habéis fijado en el suelo vinílico en algunos centros comerciales? Aunque es muy resistente y lo limpian diariamente, es habitual ver marcas de calzado y rayadas debido al gran tránsito de personas.

pisos vinilicos

 

Evita el polvo

El polvo es una sustancia blanda y volátil..en principio, porque si dejamos que se acumule y es pisado, va haciendo una capa abrasiva en la superficie del suelo de vinilo, desluciéndolo. Barrer cada día o pasar el aspirador es una buena manera de alargar el buen aspecto de nuestro suelo sintético.

 

Cuidado con la humedad

Los suelos vinílicos son resistentes al agua y a los líquidos, pero debemos procurar no dejar el suelo encharcado ya que si las juntas de las losetas no estuvieran bien soldadas, el agua puede introducirse y causar olores desagradables.

 

Evita productos abrasivos

Los productos de limpieza agresivos como lejía, salfumán y disolventes pueden dañar la capa externa del suelo vinílico y provocar una pérdida en el brillo.

Una manera de limpiar el suelo de forma inofensiva y ecológica es con vinagre. El vinagre limpia el suelo con suavidad y de manera efectiva. Para zonas especialmente sucias, se puede añadir jabón lavavajillas a la mezcla.

Si prefieres usar productos químicos, fíjate que en el envase ponga que es adecuado para pisos vinílicos. Ten en cuenta que los pisos vinílicos antiguos puede que requieran encerado, siendo conveniente tan sólo limpiarlo suavemente y encerarlo cuando sea necesario para tapar la porosidad del material.

 

Protege el suelo de los muebles

Los muebles que habitualmente se mueven en un hogar (mesas, sillas) pueden crear arañazos y marcas de rayas en el suelo vinílico. Una manera sencilla de evitar esto es colocando protectores en las parte inferior de las patas de sillas y mesas. También evitaremos muchos disgustos con rayones en el suelo si tenemos cuidado con las sillas de ruedas tipo oficina.

 

Esperamos que estos consejos para el mantenimiento de suelos vinílicos te haya sido de utilidad, puedes consultar opciones sobre diferentes acabados en esta web.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *